QUIERES COMPRAR EN EL PRIME DAY? SUSCRÍBETE. 30 DÍAS GRATIS

October 20, 2020

MEXICO BONITA

Tierra Linda y Querida

Su nombre no es Neymar! Es JAMES RODRIGUEZ

JAMES RODRIGUEZ



Brasil prometió que ahí habría un momento donde el mundo finalmente vería un jugador especial. Usaría camiseta amarilla y produciría momentos de magia que los meros mortales podrían solamente soñar imitar, al menos en sus consolas de videojuegos.

El tiene 22 años de edad, juega con pies rápidos y tiene una mente que ve cada movimiento antes que sus oponentes puedan respirar, un jugador que puede meter un gol donde para todo el mundo parece imposible.

Lo que Brasil NO nos prometió es que usaría la camiseta de Colombia. Y que su nombre es James Rodríguez.

Mientras Neymar puede ser la cara de esta copa mundial Rodríguez es el hombre que los fans del fútbol están adorando. Sus dos goles catapultaron a Colombia a una victoria dos a cero sobre Uruguay y hacia su primera vez en cuartos de final en una copa del mundo, donde  jugará contra Brasil.  También lo hicieron el goleador del torneo con cinco goles.

Ahora hay una promesa en Fortaleza, donde se encontrarán las dos estrellas de 22 años en el mismo campo de juego. Pero si James Rodríguez reproduce su rendimiento de hoy, Brasil seguramente estará fuera.

En Colombia lo llaman “El  Nuevo Pibe”, el hombre que toma el mantra del gran Carlos Valderrama. Valderrama, conocido como el Pibe, es ampliamente conocido como el más grande colombiano que ha pateado un balón Y aún él espera que eso cambie. Este partido fue un ejemplo de que el Nuevo Pibe está alcanzando la cima.

 Algunas veces tú eres testigo de algo tan especial que es difícil imaginar cómo pasó. Tal vez en la noche del viernes Rodríguez se fue a dormir y soñó como marcaría el gol perfecto en la copa del mundo. Pero aún así con la luna mirando hacia abajo en Río de Janeiro, es dudoso que Rodríguez haya presagiado marcar un gol tan perfecto que no hay duda que no podrá ser repetido en muchos años porvenir. Sin ningún error Rodríguez pateó de volea causando falta de aliento y respiro profundo en todos los que estaban mirando alrededor del mundo, un momento para no olvidar nunca. Eso quedó totalmente claro una vez todos los niños alrededor de Colombia, Brasil y a través de todo el mundo empiezan a recrear el gol marcado por la última sensación del fútbol.

Es equivocado llamar a Rodríguez una nueva estrella, El fue transferido al Club Mónaco de Francia desde el Porto por cerca de 65 millones de dólares el año pasado. Pero su surgimiento en la escena internacional ha capturado la imaginación de aquellos que tienen que ser testigos del talento de un jugador en acción.

Sus goles ayudaron a Colombia a asegurar por primera vez un lugar en los cuartos de final de la Copa del Mundo el próximo viernes 4 de julio donde enfrentará a Brasil, que pasó tras vencer a Chile , cortesía de una victoria a través de la tanda de penales.

Mientras Brasil es nación anfitriona;  seguramente va a sentir más presión y ansiedad al saber que enfrentará este equipo colombiano que ha jugado con estilo y empeño lo cual le ha faltado a los hombres de Luis Escolari  hasta ahora.

Que todo el mundo que salió del Maracaná después del juego esté hablando sobre Rodríguez fue una prueba de lo que hizo el jugador pero también ha asegurado que el nombre de otra estrella haya sido temporalmente olvidado.

Después de todo, mucho del seguimiento del juego había estado enfocado en un solo hombre, un hombre que nadie pudo ver. Luis Suárez, sancionado por cuatro meses de toda competición de fútbol y suspendido por nueve juegos internacionales después de su mordisco al jugador italiano Giorgio Chiellini debió ausentarse del Maracaná pero su sombra aún asomaba.

Los jugadores uruguayos estuvieron en los vestidores tomándose fotos de ellos mismos con la camiseta de Luis Suarez, mientras el país entero esperaba desafiante en defensa de su héroe.

La FIFA le confirmó a CNN que la Federación de fútbol uruguaya va a apelar la sanción de Suárez pero él ciertamente no tendrá más lugar en esta copa del mundo. Por el contrario volvió a su hogar en Uruguay donde él sólo puede ver a sus compañeros jugar contra un vibrante, excitante y enormemente talentoso equipo colombiano.

Colombia, jugando su primera copa del mundo desde 1998, ha producido el fútbol más llamativo hasta ahora, una característica impresionante dada la ausencia de Falcao la estrella goleadora del equipo.

Liderado por Rodríguez este equipo exuda técnica, aventura y estilo mientras en su parte posterior se mantiene firmemente cerrado.

El jugador del Mónaco ha marcado en cada uno de los tres juegos de la etapa de grupos, Pero ninguno de esos goles se compara con el golazo que produjo para dar a su equipo la ventaja en el minuto 28.

Cuando la bola rebotó sobre el a unos 20 m de la meta muchos habrían esperado que Rodríguez tomará control de la bola, la bajara y posiblemente hiciera un esfuerzo para el gol.

Lo que nadie esperaba y ni siquiera pensaba posible fue lo que pasó después. Rodríguez detuvo el balón en su pecho permitiéndole a la bola caer y antes de que ésta tocara el piso desató una volea inalcanzable para Fernando Muslera que golpeó el parante superior y se incrustó en el fondo de la red.

Fue una cosa absolutamente bella un gol que quitó el aliento.

Rodríguez corrió a celebrar su gol con lo que se ha vuelto el baile tradicional del mundial, mientras Uruguay aparecía sorprendido por lo que había ocurrido. Uruguay, con su propio talismán perdido vio que Colombia fue quien empezó a dictar el juego. Rodríguez, apareciendo en su primera copa del mundo jugó con una calidad y experiencia que desafía sus años.

Cada vez que la bola se acercaba a sus pies había un zumbido del estadio mientras la forma en que iba controlado el balón hacía que donde sea que la mandara encontrara a un compañero.

Pero no todo es sólo sobre Rodríguez. Peckerman, que llevo a Argentina a los cuartos de final en 2006, donde fue vencida por Alemania, ha moldeado un equipo que desafía y excita cada vez que llega el campo de juego.

El segundo gol fue, un hermoso movimiento de equipo donde Rodríguez encajó el balón en el arco desde poca distancia después de que Juan Cuadrado había cabeceado el balón a través del área de portería.

Este arribó cinco minutos después del entretiempo y mató todas las esperanzas uruguayas de recuperarse después del descanso.

Brevemente intentaron más tarde tratar de vencer a David Ospina pero el portero logró salvar varios de los ataques de Cristian Rodríguez y Maxi Pereira.  Su presión posterior fue fútil.

Por el contrario, los uruguayos volverán a su hogar donde Suárez sin duda estará esperando por ellos. Y preguntándose qué pudo haber pasado que no fueron capaces de jugar.

Con todos los comentarios acerca de las estrellas ausentes fue el nombre de un muchacho nuevo el que indudablemente se ha convertido en el nuevo foco de esta copa del mundo.

Sólo tiene 22. El juega con camiseta amarilla y produce momentos de magia que ponen a los fans del fútbol a sus pies.

Sin embargo su nombre no es Neymar. Es James Rodríguez. Y está surgiendo en Brasil.

Vía: CNN

Traducido por: www.micolombiabonita.com

]]>